lunes, 24 de octubre de 2011

Larga vida a las Chicas a Go Go


Los años maravillosos recuerdan aquella indumentaria atrevida con la que muchas jovencitas del 64 solían inspirar aquellos parroquianos incautos que buscaban nuevas experiencias con la música, la religión, las drogas o simplemente la Nueva Ola.

Para muchos motivos de escándalo para otros, el pensamiento; “los tiempos están cambiando” encontraba su justificación vestida de botas, minifalda y sujetador sobre el cabello. Al fin y al cabo si los Beatles adoptaron el look Mod, por qué rayos las chicas no podían ser A Go Go.

Pero remontémonos al origen del rito cuando allá por el año 1964 una dama de nombre Carol Doda, cuyos pechos conocidos como los "44s gemelos" Doda o "Las nuevas gemelas de San Francisco" comenzó eso del baile a go-go en uno de estos locales para adultos entre las calles Broadway y Columbus.

De otro lado, sobre el origen del término, la expresión francesa “à gogo”, cuyo significado es "en abundancia" a su vez deriva del vocablo antiguo francés “La Gogue”, que significa "júbilo", "felicidad".

Muy poco tiempo después, en Hullabaloo, un programa de variedades en la cadena NBC que alternaba semanalmente a los presentadores, apareció el grupo llamado “Hullabaloo Dancers”, mezcla de muchachos y chicas, que exhibían su arte regularmente durante la producción. Para ese entonces, el trabajo de la joven Doda en el club nocturno de San Francisco, ya iba por otro lado. Asimismo, el Whiskey a Go Go, el famoso local en Sunset Strip, en Los Angeles, comenzó a contratar a las chicas a go-go desde mediados de 1965.

La atracción por ver a estas encantadoras jóvencitas meneándose, muchas veces, individualmente, en podios puestos especialmente para ellas como parte de la escenografía, no demoró en llegar a Latinoamérica.

Son muchos los programas desde México hasta Chile, que incluyeron a las chicas a go-go como parte de su presentación. Muchas vestían de minifalda y llevaban botas altas. En Perú, por ejemplo, tuvimos al su popularísimo Tío Johnny A-GoGo, “Cancionisima” con Pablo de Madalengóitia y El show de Elena Cortez.

Finalmente, buscando material audiovisual de la época encontramos esta recopilación de divertidos films que muestran el Carpe Diem de aquella década prodigiosa.




1 comentarios:

Tábata Vargas dijo...

Ahora ya sabemos que significa A go-go ;)

Publicar un comentario